viernes, septiembre 01, 2006


Hoy no quiero estar aquí ni quiero hacerte reír.

Hoy quiero recorrer de nuevo el camino a Miaria, hundir mi vara en el barro y peinarme con peine de mono.

Quiero bañarme en la quebrada y quedar perfumada por el río. Oler a machiguenga, a yine. Hablar su lengua y comprender de verdad lo que significa habitar este mundo, saber qué es lo que me contiene, lo que me sostiene.

Quiero estar allá ... o tal vez en cualquier otro lugar. Me quiero ir porque aquí yo no entiendo nada y lo que entiendo no me gusta.
Aquí camino como una extraña hablando mi propia lengua. Doy pasos rápidos por cada lugar. Cada mes me desangro y quedo más pálida que una hoja de papel. Mi vida - y la vida de otras vidas - se va en espiral por las cañerías y se convierte en alimento de este valle de basura. En estos días mi sombra cobra vida propia y tiene más vitalidad que yo.

Quiero irme siguiendo esas tuberías que ahora están bajo el suelo y así encontrarme con Flora, con Adelina, con Saida y con Mercedes. Quiero ver cómo han crecido sus hijos. Quiero ver si todavía hay mucho pescado y si sus esposos todavía encuentran animales en el monte.

Siempre recuerdo a Adelina. Yo la seguía por los caminos que ella conoce dentro del bosque. Yo iba detrás viendo sus pelos largos, su espalda, medio cuerpo de Zulema que iba en sus brazos.. Adelina se metía en cada entrada que se dejaba ver entre los árboles, quitaba las ramas con sus manos y hundía las sandalias en el barro.

¿Y para qué? PARA QUE POR ACÁ TUVIERAMOS AGUA CALIENTE A MENOR COSTO ADELINA, para eso hundías tus sandalias en el barro sin saberlo.


Hoy no quiero estar acá así que creo que destaparé esa placa de metal que está en el patio, descenderé por el ducto que quedará abierto y caminaré bajo cerros y ríos hasta llegar a ti y a ellas. Para llegar allá donde todo brilla.

15 comentarios:

Susan Ricalde dijo...

la verdad yo tampoco quisiera estar aqui muchas veces porque no hay cielos azules y casi todos estamos ocupados, somos indiferentes o tenemos miedo. Y luego la gente no parece gente, nisiquiera monos... parecemos bolitas de metal o algo asi, todos sin-corazon-ados.



----
a veces el punk no es bulla (pero solo algunitas veces jajajaja) Aunque como eres inadecuada debe haber sido bulla lo de ayer no?.. nose. Aguamarina fue divertido y conoci a tu pinguino que ya me habian hablado de el, muchaCoincidenciaDivertida.


oie me caes bien :D y repito que nos parecemos en algo... talvez no en musicabulla. pero en algo.

Pingüino Rodriguez dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Pingüino Rodriguez dijo...

Mañana me visto de abuelita y tendremos todo listo para el té de tías. Prometo llevar lenguitas de gato y keke inglés.

PD: Susan, yo no soy el Pinguino de nadie ¬¬

Susan Ricalde dijo...

si no eres el pinguino (sin dieresis) de nadie, solo queda que seas el pinguino (sin dieresis) de alguien... o simplemente un Grinch, un Godot o un (topo) Gigio. (risas)

Y yo soy una perdida de tiempo. Voy a engañar mi naturaleza leyendo fotocopias.

Inadecuada dijo...

"El pingüino de nadie" mmm... puede ser una fotonovela muy exitosa...
Me imagino mil fotos pingüinescas para esa fotonovela pero me da flojera describirlas... ay pero qué graciosas son! Ja Ja

ladhrona dijo...

lo que significa habitar este mundo (...)



me gusto mucho
te estoy leyendo

Pingüino Rodriguez dijo...

No pe varona (asi se llaman las mujeres en la secta de Ezequiel) En el teclado en el que escribí eso no habián diéresis.
(Así que no podría haberme computado Borges y haber escrito "Tlön, Uqbar, Orbis Tertius") y Grinch le decían a otro amiguito tuyo. Adivina a quien ;)

El Archivista dijo...

ya basta... ola, que tal... soy un joven que no sabe como presetarse...el pinguino...o su alter ego... es mi pata...y me pertenece...di vueltas x este blog y suena y se lee bien...quizas en alguna parte de hemisferio sur seas "adecuada" ... EN FIN! KIEN SOY SHOOOO PARA HABLAR!
susan! se murio el domingo.

Inadecuada dijo...

En las antípodas soy adecuada, en el otro lado del espejo, en la dimensión desconocida, en esos lugares que Borges inventaba (me acordé por el comment del pingüino), en los sueños... a veces en el blog.

Ahorita mismo soy más inadecuada que nunca. Ahorita mismo. A esta hora.
El ante meridiano previo al amanecer es mi momento de mi mayor inadecuación. Donde me miro al espejo como ahora, me miro las ojeras y aun así no duermo.
Este comment bien podría ser un post, pero no lo será, porque no quiero parece “Kemada”.

Sigo despierta.

Pingüino Rodriguez dijo...

ke ahora eres anarko punk? asu ke fea nota, kerida.

Ceci dijo...

yo tampoco quiero estar aqui estoy cnsada de esta vida de costumbre quiero hacer cosas nuevas, viajar, conocer y vivir mi vida con libertad.

El Frenopatico dijo...

El estar o no querer estar es algo que siempre siento que me persigue, si pues, a veces quisiera estar donde ese "viento" esta, pero si estuviera ahi, dejaria todo lo que con mucho esfuerzo construi, pero si estuviera alla con con ese "viento", no dejaria de pensar en la flor que tengo ahora... pero muy aparte de eso, siempre quiero escapar, escaparme lejos donde me deslumbre con la luz de una sonrisa, donde no haya mas complicaciones que reir. Algun dia desplegare mis alas de hierro y volare hasta las estrellas...

Este loco, si esta de atar!!

Laura Hammer dijo...

Habitar este mundo significa querer volver a ningun lugar a cada momento.

recordar lo que parece no existe y anhelar lo que solo vive borroso en los recuerdos.

Buen post.

Inadecuada dijo...

1)Loquillo (de frenopático), esto que dices es clave: "...pero si estuviera ahi, dejaría todo lo que con mucho esfuerzo construi, pero si estuviera allá con con ese "viento", no dejaria de pensar en la flor que tengo ahora..."

He ahi el detalle, como decía Cantinflas(o era otro?). He ahí el detalle..

2)Laura Hammer: "recordar lo que parece no existe y anhelar lo que solo vive borroso en los recuerdos". ESO ES EXACTAMENTE LO QUE ME PASA. Diste en el clavo con tu martillo.

Laura Hammer dijo...

No volviste a escribir?

Avísame si actualizas.